miércoles, abril 25, 2007

CARTA ABIERTA A ANDRÉS VELASCO.

"Había una vez un imperio que se construyó bajo el sistema de educar a los hijos de los líderes de los pueblos circundantes. Como era más próspero y poderoso que todos, tenían por un honor el estudiar allí. Más tarde volvían a sus pueblos de origen, pero con el pensamiento del imperio, por lo que hacían caso de todo lo que éste les decía. Hasta que uno de ellos se dio cuenta de la utilización y no la aceptó más. Como sabía el secreto del plan, lo desnudó y ya nadie más creyó en los cuentos que este imperio les contaba.
Señor Velasco de Harvard, este es otro mundo, no su yankeelandia querida que lo distinguió con una cátedra vitalicia en el Olimpo. Lo peor de todo, Señor Velasco, es que en su grupo excluyó lo único que pudo conectarlo con este país: su Historia. Como todo grupo revolucionario, está cometiendo el mismo error: creer que se puede hacer tabula rasa con el pasado del hombre y eso es inconducente, pues ahí radica la identidad de una nación y eso, señor Velasco, no lo puede cuantificar su adorada Economía.

P.D.: ¿Su receta para gobernar Chile son las casas de 32 mts. cuadrados o el cierre de Lota? Quisiera verlo de alcalde de Vicuña, sucursal del इन्फिएर्नो".


(Carta publicada en marzo del 2003 en el suplemento cultural "El Utopista Pragmático", del diario La Nación, de Santiago).

P.D. 2007: ¿Se podía esperar otra de él y su camarilla (Expansiva)? Desde el momento en que se filtró en la prensa la petición de Don Andrés de tomarse el año sabático que Harvard les da a sus catedráticos vitalicios, supe que el Neoliberalismo había vuelto al Poder total. Lo pero de todo esto es que el ser humano, en toda época y cultura, se ha caracterizado por desoír las advertencias y recae constantemente en las mismas traiciones, ya que el error es producto de la ignorancia. Hace rato que la Desconcertación traicionó a los pobres, entregándose a los brazos de las grandes empresas, entregándoles más y más dinero de todos nosotros, rogándoles que 'crezcan', a costillas de todos nosotros, para mejorar las cifras Macroeconómicas de un país de papel.
Lo más gracioso es que, desde los tiempos de Pinochet, un 'think tank' no se tomaba el gabinete de la Presidencia. Que la historia empeora queda demostrado en que ambos son de la misma tendencia. Todo cambia para seguir igual, y peor.

2 comentarios:

Mov Ciudadano No Pascua Lama dijo...

http://www.fotolog.com/nopascualama

www.fijate.cl dijo...

La proximidad intelectual e ideológica del actual ministro de Hacienda, con el Transantiago es muy anterior a su nombramiento en la cartera. Velasco y el exsubsecretario de Transportes afirmaban, hace ya cinco años, que el impacto político de una reforma radical al sistema de transportes de la capital podría ser aminorado gracias a la rentabilidad que garantizaba el revolucionario plan. Sin ambargo, la mayor parte de los supuestos del estudio demostraron estar equivocados.

El Mercurio, 13 de mayo 2007, D4.