miércoles, abril 19, 2006

LA PESADILLA DE DARWIN

DEPRIMIDO: No tengo otra palabra para describir mi estado anímico después de ver la retransmisión de este documental por HBO. ¿Cómo puede ser que un canal del imperio te muestre la cagá que está dejando?
Tal vez caigo en lo mismo que había amonestado a mi discípulo.
Si el imperio transmite eso es precisamente para deprimir a los pocos sensibles que quedamos aún en pie en este matadero que llamamos mundo. Es otra de sus armas de destrucción masiva.
Recuerdo a mi maestro Huidobro cuando dijo en uno de sus poemas: "Lo que no da vida, mata".
Puta que tenía razón el cuico culiao. Por eso soy poeta. Aquí les va uno mío:

Verso del poeta,
golpe del samurai:
uno y lo mismo.

El poeta, artista en general, que no aporta un grano de luz a tu vida, no lo es. Todo lo contrario, es un mentiroso, un bufón que se ríe de tu dolor y con su risa alegra al emperador de turno. El poeta, el artista, debe ayudar en tu liberación, no en tu alienación.

1 comentario:

glenda dijo...

Hola. La libertad verdadera debe venir de dentro. El escritor o el poeta es el catalizador.